Cirugía Láser o LASIK, un procedimiento eficaz y seguro.

Cirugía Láser

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Cirugía Láser o LASIK – Por: Nathán Grinberg-Zylberbaum – Médico certificado por el Consejo Mexicano de Oftalmología.

La cirugía láser o LASIK es utilizada para corregir la graduación y quitarse los lentes es uno de los inventos que más han impactado al ser humano a partir de finales del Siglo XX. Se calcula que hoy en día en los Estados Unidos se operan al menos un millón de personas. Con el advenimiento de la cirugía de la vista cansada para gente mayor de 45 años la cirugía LASIK revolucionará, aún más el deseo de los pacientes para corregir no sólo la visión de lejos como la de cerca.

Cuando comenzó la cirugía láser a finales de los 90 la graduación máxima que era capaz de corregir un Láser eran 5 Dioptrías. Además la corrección del astigmatismo era poco predecible y la de la hipermetropía apenas permitía unas 2 a 3 dioptrías y ni siquiera se soñaba con corregir la vista cansada. Con el correr de los años los láseres han ido evolucionando de tal manera que es posible ahora corregir más de 10 Dioptrías de miopía, al menos 5 de astigmatismo y otras 5 de hipermetropía y la gran noticia es que ya se está lanzando la cirugía de vista cansada.

Existen otros inventos que se han agregado al láser para perfeccionar el resultado. Cuando se empezó a realizar la cirugía se descubrió que muchos pacientes que tenían una graduación razonable (es decir no demasiada) y cuya córnea no mostraba cambios que sospecharan alguna anormalidad, se encontraban con que posterior a la misma los pacientes volvían a su graduación previa e incluso algunos a rebasar la misma. Esto preocupó a los oftalmólogos y se empezaron a realizar investigaciones para determinar qué era lo que producía éstos cambios. Se sabía, por ejemplo que la córnea tenía que tener cierto grosor mínimo (500 micras) para ser candidato y eso junto con la cantidad de graduación eran los parámetros que se tomaban en cuenta para dicha decisión. Por fin, después de exhaustivos estudios se encontraron otros aspectos para asegurarse que uno estaba operando al paciente adecuado. Se desarrollaron aparatos altamente sofisticados basados en leyes físicas y ópticas que no sólo analizaban el grosor corneal sino, por ejemplo, la curvatura corneal en diferentes partes de la misma (anteriormente sólo se hacía en el centro de la córnea), la altura de la cara anterior y posterior de la córnea y muchos otros parámetros. Aunque la incidencia de “errores” para escoger a un candidato disminuyó en forma sustancial, existían pacientes que volvían a repetir el fenómeno. Es importante mencionar que estos aparatos todavía son utilizados por la mayoría de los oftalmólogos y ofrecen una seguridad mayor al 90%. Pero era necesario avanzar más Los científicos se dieron a la tarea de desarrollar aparatos que alcanzaran el 95% de seguridad. Esto indica que los pacientes que se someten a Lasik tienen ahora la posibilidad de realizar su sueño de quitarse los lentes con una muy razonable seguridad. Una cosa que hay que mencionar es que el paciente debe saber que ésta cirugía está diseñada para quitarse la dependencia a los lentes y que la gran mayoría de los pacientes quedará satisfecha con el resultado pero que existe la posibilidad de que requieran usar anteojos para algunas actividades.

Otro problema que se presentaba y que provocaba malos resultados era la descentración. Esto se logró resolver por medio del “tracking”, un dispositivo capaz de rastrear el centro de la córnea y “detener” al láser evitando así la misma y perfeccionando aún más el resultado. Otro adelanto que ha revolucionado la cirugía es el láser de femtosegundo. Éste láser se encarga de realizar a la perfección la primera parte de la cirugía, misma que no forma parte en sí del cambio en la corrección de la graduación pero si coadyuva en el resultado final. Éste láser hoy por hoy resulta demasiado costoso para los para los países del tercer mundo y aunque se considera “perfecto” no hace cambios significativos en el resultado a nivel de la vida diaria.

Se puede decir como conclusión que casi cualquier grado de graduación es capaz de corregirse por medio de la cirugía láser y la buena noticia es que si el paciente no es candidato para Lasik existen múltiples técnicas para corregir casi cualquier problema de graduación.

En el siguiente número hablaremos sobre las otras opciones que existen para resolverle su deseo a ese gran número de gente que quisiera dejar los lentes y le han dicho que no es candidato.

Subscríbete

Sólo enviaremos información de valor

Otros artículos

Alternativas de la cirugía láser
Artículos

Alternativas de la cirugía láser

En el número anterior presentamos las características que tiene que tener un paciente para ser candidato para una cirugia lasik. En pocas palabras de podrían

Pterigión ¿Qué es?
Artículos

Pterigión ¿Qué es?

55313730 y 55317293 oftalmox@gmail.com Hegel 120 – 602. Polanco. CDMX Seguramente te gusta visitar la playa y broncearte. Pero, sabías que el exceso de sol

¿Deseas una cita?

Envía un mensaje