Diabetes

Diabetes

Diabetes Tipo 1

Está causada porque el sistema inmunológico del propio cuerpo se trata así mismo y finalmente destruye las células beta en el páncreas. Las células beta son las únicas células en el cuerpo que producen insulina, hormona que regula el azúcar en la sangre.  Es el tipo de diabetes que comienza en la niñez o juventud.

El análisis de hemoglobina A1C es la mejor manera de comprobar el azúcar en la sangre a largo plazo.  Ésta mide cuánta glucosa ha entrado en los glóbulos rojos y se ha unido a la hemoblobina.

La nutrición adecuada puede ayudar mucho a controlar este tipo de diabetes y las bombas de insulina que ya tienen controles remotos.

Diabetes tipo 2

Es la resistente a la insulina, las células del cuerpo no utilizan la insulina adecuadamente.

Una comparación sería que las células son puertas y la insulina es la llave que las abre pero con la diabetes tipo dos es como si las puertas estuvieran oxidadas y la insulina ya no pudiera abrirlas.  Los niveles de azúcar comienzan a elevarse porque las células no pueden recibir la azúcar que necesitan transportadas por la insulina. Los niveles de azúcar en la sangre comienzan a elevarse cada vez más, eso es cuando se conoce a los prediabéticos y finalmente los diabéticos.

Al parecer, la diabetes de tipo 2 está más relacionada con la composición genética. Son más predispuestos a desarrollarla  los indios americanos, hispanos americanos, afroamericanos y algunos asiáticos e isleños del pacífico. Tienen que cuidarse de las harinas refinadas y del azúcar.

Las diferencias entre la diabetes tipo 1 y 2:

Edad de inicio. Los más jóvenes suelen padecer la insuficiencia de insulina por la poca producción de la hormona en el páncreas pero la diabetes tipo 2 también se presenta en niños obesos.

Las personas delgadas suelen padecer la diabetes tipo 1, las obesas la tipo 2. Las personas con más  nivel de glucosa en la sangre de entre 300 y 400 mg/ dl en el principio de la enfermedad suelen desarrollar la de tipo 1 y las que oscilan entre los 200 y 250 mg/ dl la del tipo 2.

Las personas propensas a padecer diabetes pueden controlarla si tienen una dieta adecuada, hace ejercicio. Controla su presión arterial, nivel de glucosa.

Las personas con diabetes tipo 2 suelen tener una historia de malnutrición en edades tempranas. Su consumo de alimentos era reducido. Es posible que estas personas cuando tienen más posibilidad de alimentarse más tarde, el páncreas no tenga suficientes células productoras de insulina.

Diabetes gestacional

Es aquella que se produce durante el embarazo, ocurre en el 2 por ciento de los embarazos. Esta se debe al crecimiento del feto y la secreción de hormonas de la placenta, que disminuyen la sensibilidad del cuerpo a la insulina y puede causar diabetes. En la semana 20 del embarazo, el organismo produce suficiente cantidad de esas hormonas como para bloquear el desempeño normal de la insulina y provocar diabetes (entre las semanas 24 y 28 del embarazo su obstetra debe hacerle un análisis para detectar la diabetes gestacional).

Esta variante desaparecerá cuando nazca el bebé porque la placenta y el feto ya no están dentro del cuerpo, pero algunas mujeres  descubren que  el tipo de diabetes que tiene es del  tipo 2 dos y en algunos otros casos algunas mujeres pueden desarrollarla diez años después. Este tipo de diabetes es más común en mujeres afroamericanas, indias americanas e hispanas americanas.

Estrés

El estrés está relacionado en tanto que pacientes con diabetes pueden aumentar los niveles de glucosa cuando experimentan estrés excesivo predisponiéndolos a complicaciones a largo plazo en enfermedades renales, oculares, neuropatía y enfermedades vasculares.

La reducción del estrés es muy importante para ayudar a controlar la diabetes ya que altos niveles de cortisol,  también están relacionados con mayor grasa abdominal, elevaciones del azúcar en la sangre y mayores niveles de insulina.

Síntomas para detectar diabetes

Estos síntomas podrían sugerir posibilidad de padecer diabetes en los adultos:

Fatiga: la diabetes tipo 2 lo hace sentirse cansado porque  las células de su organismo no reciben la glucosa que necesitan aunque haya suficiente insulina en el organismo.

Necesidad de orinar frecuentemente y sed: esto se debe porque la frecuencia de orinar deshidrata al organismo.

Visión borrosa: los lentes del ojo se ensanchan y se contraen cuando el nivel de glucosa en la sangre se eleva y luego desciende. Se vuelve borrosa la visión porque los ojos no se pueden ajustar a lo suficientemente rápido a esos cambios.

Las infecciones de la piel, las encías y de la orina tardan en curarse: los glóbulos blancos que ayudan en la curación y defienden al organismo de las infecciones, no funcionan correctamente en las condiciones de alto nivel de glucosa presentes en el cuerpo. Las bacterias que causan las infecciones proliferan en esas mismas condiciones de alto nivel de glucosa por lo que el cuerpo es muy susceptible a las infecciones.

Escozor en los genitales: las infecciones vaginales causadas por hongos también prosperan en condiciones de alto nivel de glucosa. De aquí el escozor y picazón.

Entumecimiento de los pies o piernas: La neuropatía toma más de cinco años para desarrollarse en un ambiente de diabetes.

Factores de riesgo

Estudiar a los familiares cercanos de las personas  que ya tienen el padecimiento ayudará a prevenir a aquellos que no la tienen.

Los pacientes con predisposición genética tienen que cuidar los factores de riesgo que pueden precipitar el desarrollo de la enfermedad y estos son:

  • Elevado índice de masa corporal IMC
  • Sedentarismo
  • Grasa visceral
  • Bajo consumo de fibra dietética. Las poblaciones con alta prevalencia de diabetes por lo general tienen una dieta con bajo contenido de fibra. La fibra dietética parece tener propiedades que protegen de la diabetes
  • Ocasionada por pérdida o muerte del tejido pancreático: Cáncer, este puede provocar que se elimine parte del páncreas por  lo que causa insuficiencia de insulina, (glucagón otra hormona que bloquea la acción de la insulina en el organismo, al tener menos glucagón puede funcionar con menos insulina por lo que se considera un caso más leve de diabetes).
  • Sobrecarga de hierro: Otra enfermedad que afecta el páncreas así como el hígado, el corazón, las articulaciones y el sistema nervioso es la hemocromatosis. Esta es una enfermedad causada por la absorción excesiva de hierro por la sangre. Es hereditaria. Es menos común en las mujeres jóvenes que están protegidas por la pérdida mensual de hierro que ocurre con la menstruación. Este descubrimiento ha permitido que pacientes con esta enfermedad diagnosticados a tiempo (sin que hayan sido dañados sus órganos vitales) pueda evitar llegar a la diabetes.
  • Diabetes causada por otras enfermedades. Si hay varias hormonas que bloquean la acción de la insulina o cuyas acciones son opuestas a la acción de la insulina. O si se está tratando una enfermedad inflamatoria que se trata con hidrocortisona que se toma por ejemplo para la artritis también puede ser la prednisona y  la dexametasona.

Control para las personas diabéticas

Mantener los niveles de glucosa  más cercamos a los 80 y 160 mg/ dl.

Aunque requiera más trabajo, vivir mejor requerirá del mayor número de test de glucemias diarias, y un número mayor de aplicaciones de insulina, o la bomba de insulina, y tomar decisiones dependiendo del resultado de la glucemia. Conservar con el equipo de salud para saber qué hacer si la glucemia está baja o alta.  Llevar los resultados a la consulta médica para ver cuál es el mejor nivel.

La memoria metabólica lleva el registro del organismo y este tenderá a repetirlo por lo que hay que acostumbrarlo a estar bien.  La glucemia en el tipo 1 cambia más seguido que en el tipo 2 las variaciones en el ambiente pueden alterar esta función por lo que las vacaciones, alteraciones en la rutina etc, modifican la glucosa en la sangre, hay que checarse.

Hacer mínimo tres test al día con la diabetes tipo 1. El  número cinco sería el más adecuado para el control

Fuentes:

  • La Nueva Cura Bíblica Para la Diabetes de Don Colbert
  • La Diabetes en la Práctica Clínica de Francsico Javier Tébar Massó, Escobar Jiménez.
  • Diabetes para Dummies AlanL.Rubin