Menú Cerrar

Gotas para el ojo rojo

Gotas para el ojo rojo

¿Qué tan sano es utilizar gotas para el ojo rojo?

¿Qué tan sano es utilizar gotas para el ojo rojo?

Aunque este tipo de gotas son de libre venta en las farmacias, no es conveniente usarlas con frecuencia y esta es la razón:

Cuando tenemos los ojos rojos es porque hay un efecto externo que lo provoca, la contaminación, aire, cigarro, golpes, etc. El efecto es que los vasos de la conjuntiva (el tejido que recubre la parte blanca del ojo) se dilaten aumentando el flujo sanguíneo.

El objetivo de las gotas para ojo rojo (que contienen nafazolina) es disminuir el calibre de los vasos sanguíneos y esto disminuye el efecto de ojo rojo, pero aumenta la presión intraocular.

La consecuencia de tener la presión intraocular elevada es que podría generar glaucoma. Este efecto podría dañar al nervio óptico de forma irreversible. El glaucoma es una enfermedad silenciosa que no tiene síntomas y sólo se diagnostica tomando la presión intraocular en una consulta oftalmológica y revisando el fondo de ojo. Cuando se encuentra en etapas avanzadas es cuando genera un síntoma determinante: pérdida del campo visual gradual hasta llegar a la ceguera.

Si tienes el ojo rojo, antes de colocar cualquier gota debes de conocer la causa principal antes de arriesgar tu vista. Hay daños que no tienen marcha atrás. Consulta al oftalmólogo, él te indicará las gotas que realmente necesitas.