Hegel 120 - 602. Polanco. CDMX

L-V: 10:00 a 20:00 - Sábados: 10:00 - 13:00

oftalmox@gmail.com

55313730 y 5555317293

Retinopatía diabética

La diabetes a largo plazo también afecta a los ojos, y puede conducir a retinopatía diabética, pérdida de visión y eventual ceguera. La retinopatía diabética es una enfermedad que se ve en diabéticos que la han padecido por más de diez años. Entre el 40 y 45 por ciento de las personas con diabetes tienen alguna etapa de retinopatía diabética. La retinopatía diabética causa hasta veinticuatro mil nuevos casos de ceguera cada año.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad que afecta a la circulación de los vasos sanguíneos más pequeños del organismo. Debido a esta situación el ojo se ve afectado de diferentes maneras, causando ceguera irreversible en los pacientes con mal control metabólico y de diagnóstico tardío. De hecho, un problema ocular causado por la diabetes llamado: retinopatía diabética, es la primera causa de ceguera en adultos en los Estados Unidos.1

Cuando la diabetes daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina se presenta la retinopatía diabética.

Inicialmente los trastornos oculares pueden pasar desapercibidos, a menos que se descubran durante un examen médico de los ojos.

En un estadio más avanzado, los síntomas pueden incluir:

  • Anillos, luces titilantes o manchas vacías en el campo visual
  • Manchas oscuras o flotantes
  • Dolor o presión en uno o en ambos ojos
  • Dificultad para ver objetos ubicados hacia las esquinas de los campos visuales

La retina es la parte con la que el ojo codifica las imágenes para llevarlas al cerebro y ya que esta se alimenta de muchos vasos sanguíneos. Al verse alterados los niveles de glucosa por la diabetes esta es la estructura ocular que más se afecta, de forma paulatina y sin presentar síntomas significativos porque los daños por lo regular comienzan en la periferia, cuando estos se presentan es porque ya hay un grado avanzado de afectación en la retina, y el paciente tiene muchos años de padecer diabetes.

  • La única manera de prevenir estas serias complicaciones, es acudiendo a revisión con un oftalmólogo como mínimo una vez al año o cuando noten algún cambio en la visión. La atención oportuna ayuda a prevenir la ceguera.
  • Es de suma importancia mantener los niveles de azúcar de la sangre dentro de límites normales, apoyándose en un adecuado control metabólico por parte del médico encargado de tratar la diabetes.

Lo invitamos a ver el siguiente video del Doctor Nathán Grinberg Z.

Subscríbete a nuestro Newsletter

Sólo enviaremos información de valor

OFTALMOLOGIAmex – México 2021